Prevenir el cibercrimen puede ser sencillo. Con sólo seguir los consejos técnicos y el sentido común, puede evitar muchos tipos de ataques. Recuerde, los delincuentes de Internet buscan hacer dinero de la manera más rápida y fácil posible. Cuanto más les dificulte la tarea, antes le dejarán en paz y buscarán una víctima más fácil. Los siguientes consejos proporcionan información básica sobre cómo puede mantener a salvo su ordenador y su identidad.

 

Mantenga su ordenador actualizado con los últimos parches y las últimas actualizaciones.

Asegúrese de que su ordenador esté configurado de forma segura.

Elija contraseñas seguras y manténgalas a salvo.

Proteja su ordenador con software de seguridad.

Proteja su información personal.

Las ofertas de Internet que parecen demasiado buenas para ser ciertas, normalmente no son ciertas.

Revise los extractos bancarios y de las tarjetas de crédito con regularidad.

Mantenga su ordenador actualizado con los últimos parches y las últimas actualizaciones.

Una de las mejores formas de mantener alejados de su ordenador a los atacantes cibernéticos es aplicar parches y otras correcciones de software tan pronto como estén disponibles. Al actualizar con regularidad su ordenador, impedirá que los atacantes puedan aprovecharse de los fallos del software (vulnerabilidades) que, de otro modo, podrían utilizar para irrumpir en su sistema.

Si bien mantener su ordenador actualizado no le protege contra todos los ataques, dificultará la tarea de los hackers cuando intenten acceder a su sistema, bloqueará completamente muchos ataques básicos y automatizados, y quizás sea suficiente para desalentar a atacantes poco resueltos, que decidirán marcharse a otro lugar en busca de ordenadores más vulnerables.

La mayoría de las empresas publican software que puede configurarse para descargar y aplicar automáticamente las actualizaciones, para que no sea necesario verificar si existe una versión más reciente del software. La utilización de las funciones de "actualización automática" del software es un primer paso muy valioso para mantenerse a salvo en Internet.

Asegúrese de que su ordenador se haya configurado de forma segura.

Recuerde que es posible que un ordenador recién comprado no disponga del nivel de seguridad adecuado para usted. Cuando instale el ordenador en su casa, asegúrese no sólo de que el nuevo sistema funciona, sino también de que lo haga de forma segura.

La configuración de las aplicaciones de Internet más utilizadas, como el navegador web y el software de correo electrónico, es uno de los aspectos más importantes. Por ejemplo, la configuración de su navegador web determinará lo que sucede cuando visita sitios web en Internet. La configuración de seguridad más fuerte le proporcionará un control superior sobre lo que sucede online, pero también puede provocar frustración dado el gran número de preguntas: ("Es posible que esto no sea seguro. ¿Está seguro de que desea continuar?") o impedirle hacer lo que desea.

La elección del nivel adecuado de seguridad y privacidad depende de la persona que utiliza el ordenador. A menudo, es posible configurar los parámetros de seguridad y privacidad correctamente sin necesidad de contar con conocimientos especiales, basta con utilizar la función de "Ayuda" del software o leer la información incluida en el sitio web del proveedor. Si no se siente capacitado para configurar su ordenador, consulte a alguien de su confianza para que le ayude o acuda directamente al proveedor.

Escoja contraseñas seguras y manténgalas a salvo.

 

Hoy en día, las contraseñas son un elemento clave en Internet. Las usamos para todo, desde encargar flores y operaciones bancarias online, hasta iniciar sesión en el sitio web de nuestra aerolínea favorita y saber cuántos puntos hemos acumulado. Los siguientes consejos pueden ayudarle a que sus experiencias online sean más seguras:

  • Seleccione una contraseña difícil de adivinar, así podrá protegerla y mantenerla lejos de las manos equivocadas. Las contraseñas seguras están formadas por ocho caracteres como mínimo y utilizan una combinación de letras, números y símbolos (por ejemplo, ## $ % ! ?).
  • No utilice ninguna de las siguientes opciones para su contraseña: su nombre de inicio de sesión, cualquier término relacionado con sus datos personales, como su apellido, o palabras que puedan encontrarse en el diccionario. Intente seleccionar contraseñas muy seguras y exclusivas para proteger actividades, como las operaciones bancarias en Internet.
  • Guarde sus contraseñas en un lugar seguro e intente no utilizar la misma contraseña para todos los servicios que utilice en Internet.
  • Cambie las contraseñas con regularidad, al menos cada 90 días. De este modo, es posible limitar el daño causado por alguien que ya haya accedido a su cuenta. Si observa algo sospechoso en alguna de sus cuentas online, lo primero que debe hacer es cambiar su contraseña.

Proteja su ordenador con software de seguridad.

Para mantener un nivel de seguridad básico en Internet, es necesario disponer de varios tipos de software de seguridad. Los programas de software de seguridad imprescindibles son el firewall y el antivirus. Por lo general, el firewall es la primera línea de defensa, ya que controla quién y qué puede comunicarse con el ordenador online. Se podría considerar al firewall como una especie de "policía" que vigila todos los datos que intentan entrar y salir de su ordenador en Internet, y que permite las comunicaciones que sabe que son seguras, bloqueando el tráfico "nocivo", como los ataques, antes de que lleguen al ordenador.

La siguiente línea de defensa es el software antivirus, que supervisa todas las actividades online y protege su ordenador contra virus, gusanos, troyanos y otro tipo de programas maliciosos. Algunas de las versiones de programas antivirus más recientes, como Norton AntiVirus, también protegen contra spyware y posibles programas no deseados, como el software de publicidad no deseada o adware. Para estar a salvo en Internet, es fundamental disponer de un programa de seguridad que le proporcione control sobre el software que quizá no quiera y le proteja contra amenazas online. El software antivirus y antispyware debe configurarse para que se actualicen de forma automática, lo que deben hacer cada vez que se conecte a Internet.

Los paquetes de seguridad integrada como Norton 360 y Norton Internet Security combinan funciones de firewall, antivirus y antispyware con otras como antispam y controles parentales. Muchas personas consideran que los paquetes de seguridad son una alternativa interesante para evitar la instalación y configuración de diferentes programas de seguridad, que además deben mantenerse actualizados.

Proteja su información personal.

 

Sea precavido al compartir información personal online, como su nombre, dirección postal, número de teléfono y dirección de correo electrónico. Si desea utilizar muchos de los diversos servicios online que existen, inevitablemente tendrá que proporcionar información personal para pagar y recibir los artículos adquiridos. Debido a que es inevitable divulgar cierta información personal, en la lista siguiente incluimos algunos consejos que le ayudarán a compartir su información personal de forma segura en Internet:

  • Manténgase alerta ante posibles mensajes de correo electrónico falsos. Los mensajes pueden ser fraudulentos si contienen palabras mal escritas, gramática de bajo nivel, redacción extraña, URL con extensiones poco frecuentes o compuestas exclusivamente de números, y cualquier otra cosa fuera de lo normal. Además, los mensajes de phishing con frecuencia le informan que debe actuar con rapidez para mantener su cuenta abierta o actualizar su seguridad, o le instan a que proporcione información inmediatamente o algo malo ocurrirá. No muerda el anzuelo.
  • No responda a mensajes de correo electrónico en los que se solicite información personal. Las empresas legítimas no utilizarán los mensajes de correo electrónico para solicitarle información personal. En caso de duda, póngase en contacto con la empresa por teléfono o escriba la dirección web de la empresa en el navegador. No haga clic en los vínculos de estos mensajes, ya que podrían conducir a sitios web fraudulentos y maliciosos.
  • Permanezca alejado de los sitios web fraudulentos que se utilizan para robar información personal. Cuando visite un sitio web, escriba la URL directamente en el navegador web en lugar de hacer clic en el vínculo incluido en el correo electrónico o en el mensaje instantáneo. Los estafadores suelen falsificar estos vínculos para que parezcan convincentes. Un sitio web de compras, operaciones bancarias o de cualquier otro tipo que requiera su información confidencial debe comenzar con "https:" (por ejemplo, https://www.subanco.com, no http://www.subanco.com). La "s" significa seguro y debe aparecer siempre que esté en una zona en la que se le solicite iniciar sesión o introducir datos confidenciales. Otro signo que le indica la existencia de una conexión segura es el pequeño icono con forma de candado que aparece en la parte inferior del navegador web (normalmente en el ángulo derecho).
  • Preste atención a las políticas de privacidad de los sitios web y del software. Es importante que comprenda de qué modo una organización puede recopilar y utilizar su información personal antes de proporcionarla.
  • Proteja su dirección de correo electrónico. Se dan casos en los que los emisores de spam y phishers envían millones de mensajes a direcciones de correo electrónico que pueden existir o no, con la esperanza de encontrar posibles víctimas. Al responder a estos mensajes, pasará a formar parte de sus listas y recibirá más mensajes similares en el futuro. También debe tener cuidado cuando haga pública su dirección de correo electrónico en grupos de noticias, blogs o comunidades online.

Las ofertas de Internet que parecen demasiado buenas para ser ciertas, normalmente no son ciertas.

La antigua frase que afirma "nada en la vida es gratis", sigue siendo tan válida como el primer día. El software supuestamente "gratuito", como los protectores de pantallas o los emoticons, las inversiones que le garantizan fortunas incalculables y los concursos que ha ganado sin haber participado en ellos son los anzuelos utilizados por muchas empresas para llamar su atención.

Aunque usted no pague directamente por el software o servicio con dinero, el software o servicio gratuito que ha solicitado puede incluir software publicitario ("publicidad no deseada o adware") que realiza un seguimiento de su comportamiento y le muestra anuncios no deseados. Es posible que tenga que proporcionar su información personal o comprar algo más para poder solicitar lo que supuestamente ganó en el concurso. Si una oferta le resulta demasiado atractiva para ser cierta, solicite la opinión de otra persona, lea la letra pequeña o aún mejor, ignórela.

Compruebe sus extractos bancarios y de las tarjetas de crédito con regularidad.

Las repercusiones de un robo de identidad y de los delitos online se pueden reducir en gran medida si logra darse cuenta del robo de datos poco después de que haya sucedido o cuando intentan utilizar su información por primera vez. Una de las mejores formas de darse cuenta de que algo no va bien es revisar los extractos mensuales proporcionados por el banco para detectar cualquier irregularidad.

Además, muchos bancos y servicios utilizan sistemas de prevención de fraudes que detectan comportamientos de compra inusuales (por ejemplo, si vive en Texas y de repente empieza a comprar frigoríficos en Budapest). A fin de verificar la autenticidad de estas compras inusuales, es posible que le llamen para que las confirme. No tome estas llamadas a la ligera: se trata de una pista de que algo malo puede estar pasando, y debe tomar las acciones pertinentes. Siga los pasos descritos en "Qué hacer si es víctima de un ataque".